Sabor a México

Soy rumana pero vivo en México. Claudia es mexicana pero vive en Rumania.  Llegue la primera vez en México en 2010. Ella llegó la primera vez en Rumania en 2010.  Me case con un mexicano. Ella se casó con un rumano.  

Les presento a Claudia, una mexicana que hace unos años atrás cambió la Ciudad de México por Bucarest. Desde ese entonces vive felizmente casada con un rumano, y aunque en el principio tuvo bastantes barreras culturales y emocionales, considera Bucarest su casa.



La mayoría de los mexicanos que se han ido a Europa están viviendo en España, Alemania e Inglaterra. Cuéntame ¿qué hace una mexicana en Rumanía y cómo llegaste a este país que muchos aún no saben su ubicación en el mapa?

Exacto, la verdad es que yo tampoco sabía dónde se encontraba geográficamente Rumania, pero gracias a FB conocí a un rumanito con el que empecé una ciber-relación y después de un par de meses de estar en contacto con él, decidí venir a visitar Europa, Rumania y claro, conocerlo en persona, así que fue por amor. 


¿Cuánto tiempo tienes entonces desde que vives en Bucarest?

Pisé por primera vez Rumania en 2010 y me pasé 2 años entre México y Rumania por periodos; pero viviendo ya definitivamente aquí, tengo 3 años J

Rumanía es un país latino, sin embargo el idioma rumano no es tan fácil de aprender.  ¿Cómo fue para ti el proceso de aprendizaje? ¿Dominas el idioma rumano, o aún falta mucho por aprender?  ¿Podríamos tener esta entrevista en rumano sin ningún problema? J

¡Uff! ha sido muy difícil para mí. Al principio no entendía en lo absoluto, era como vivir en una burbuja donde todos hablan y yo sólo de espectadora, a veces cerraba mi cerebro y todo lo que  sucedía a mi alrededor; pero esto me sirvió de mucho, aprendí a observar a la gente, así antes de entender sus palabras entendía sus formas de ser. Ahora, después de 3 años aquí sólo entiendo bien el idioma y hablo muy poco, me falta mucho por aprender. Creo que es cuestión del medio donde me he desenvuelto porque mis amistades y trabajo son en inglés o español. Pero sigo aprendiendo. J

Los rumanos y los mexicanos tenemos muchas cosas en común.  Nos gustan las reuniones familiares, nos encanta comer y compartir y somos platicadores. ¿Qué otra cosa puedes decir que tenemos en común que quizá no te lo esperabas?

La forma de ser de los hombres rumanos. Pensaba que por ser un país europeo serían con mentalidades más abiertas, digamos más liberales, pero no fue así, me encontré con la sorpresa de que también son del tipo tradicional, algo machos, como los mexicanos. Con relaciones largas y con matrimonios a temprana edad; así como la meta de formar una familia y tener una vida tradicionalmente "estable". Eso me sorprendió mucho.

¿Cómo caracterizarías los rumanos en tres palabras?

Vanidosos, comunicativos e intensos

Ciudad de México y Bucarest están en diferentes continentes, con diferentes climas, y con culturas y tradiciones muy distintas. Qué fue lo que más trabajo te costo en adaptarte?

Creo que el más complicado ha sido el clima, porque ese es el que a los mexicanos nos da esa sonrisa constante, los días soleados y templados con una temporada de frio muy aceptable. Mis inviernos aquí han sido muy difíciles los últimos dos meses porque ansío ver el sol y escuchar a los pajaritos. De la cultura y las tradiciones he aprendido, esas diferencias enriquecen, sin hacer comparaciones simplemente me han abierto la mente y la tolerancia; además de la comprensión hacia la gente.


La cocina rumana está muy diversificada, e igual que en México depende mucho en donde comes y con quien comes.  ¿Qué es lo que más te gustó de la comida rumana y que no te gusto tanto?

Exacto, todo depende de dónde o con quién pruebes la comida tradicional rumana y la que menos me gustó al principio fue la mamaliga, pero después de probarla en la zona de Suceava ¡me encantó! Ahora lo que más disfruto en verano es la verdura, es muy buena, aquí aún puedo encontrar productos directamente del campo. Y mi favorito es el papanas, es delicioso. Lo que menos me gusta son los mititei y los carnati porque son muy grasosos, pero eso sí, la carne de puerco es muy buena aquí en Rumania, creo que mucho mejor que en México J

Sé que en Bucarest hay alguno que otro mexicano. ¿Te ayudo de alguna manera esto en tu proceso de adaptación o no fue tan importante?

Sí, me ha ayudado mucho tener mexicanos cerca, compartimos puntos de vista, consejos, experiencias y por supuesto, en las etapas de nostalgia una terapia de risas, tequila y convivencia ayuda muchísimo.

¿Qué tan seguido regresas a México y que es lo que más extrañas de tu país?

Después de 3 años aquí, finalmente iré a México en un par de meses, necesito ir a recargar energía. J  Y mi propósito es ir por lo menos cada año a visitar a la familia, por supuesto es a ellos a los que más extraño y claro también a los tacos y las tortillas.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que llegaste a Rumania?

¡Definitivamente! Cambió mi vida 360 grados, pero yo como persona no cambié, me encontré, me di cuenta de lo que era en realidad, aprendí a ver mis cualidades y utilizarlas para sobrevivir. Me di cuenta de mi verdadero potencial, resistencia y tolerancia al fracaso; creo que eso es algo muy importante para poder empezar una nueva vida, que eso es realmente lo que me sucedió, me di la oportunidad de empezar de cero pero en esta ocasión siendo yo misma. Curiosamente, mi hermana Ilyana me visitó hace un año y medio para mi boda y después de un par de días aquí me dijo: "Oye, ¿dónde está mi hermana? ¡Estás tan cambiada!

¿Sientes que Bucarest es tu casa, después de estos tres años?

Si, ese fue mi primer sentimiento cuando salí del aeropuerto de Bucarest la primera vez pensé: "esta es mi casa" J … fue curioso.

¿Qué consejos tienes para aquellos mexicanos que están planeando vivir en Rumanía?

Creo que lo más importante es que lean acerca de Rumania, que se hagan a la idea de que es un país hermoso pero con muchas diferencias difíciles de sobrellevar; que no es un lugar fácil, por el idioma, la cultura, las tradiciones, la comida y sobretodo el campo laboral. La competencia es mucha y como extranjeros siempre tenemos oportunidades limitadas; además de que los rumanos son personas muy preparadas. También les recomendaría que deben llegar con la idea de respetar un país ajeno, con sus cualidades y defectos porque finalmente somos los mexicanos los que damos la cara por todo un país y tenemos la responsabilidad de representarlo lo mejor posible.

Pueden contactar a Claudia y obtener más información sobre la comunidad mexicana en Rumania en el grupo de Facebook que ella maneja Mexicanos en Rumania.

Este articulo fue escrito en el año 2015. En ese entonces yo vivia en Mexico.

Add comment


Security code
Refresh

Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button
Collaborations
Mi Tutor Logologo